Sigue firme

La Scaloneta jugó un gran partido, pegó en los momentos justos y terminó sufriendo sobre el final ante Australia. Fue 2 a 1 con goles de Messi y Julian. Argentina pasó a cuartos de final y el viernes irá ante Holanda.
0
98

Ningún rival es fácil en este mundial de Qatar 2022 y en la primera fase quedó demostrado y en octavos de final aún más se notó lo complicado que es pasar de llave. Argentina le terminó ganando a Australia por 2 a 1 y será rival de Paises Bajos en cuartos de final.

Es muy dificil de que un equipo se le pueda plantar a la selección a jugarse de igual a igual. Y en el arranque del partido Australia intentó presionar bien arriba pero solo duró dos minutos porque rápidamente se dio cuenta que dejaba muchos espacios y antes de quedar mal parado, retrasó sus líneas cambiando de planteo de entrada.

Ante un rival defensivo, Argentina apostó a la paciencia y buscar el “hueco” defensivo de los australianos. Se notó a un Julián Álvarez muy movedizo en el frente de ataque pero un equipo muy ancho que le costó romper la barrera defensiva.

Pasada la media hora, Argentina no le encontraba la “vuelta” al partido. Australia se cerró bien y hasta ese entonces los de Scaloni no habían pateado al arco, hasta que apareció el mejor de todos: 34 minutos Alexis Mac Allister quiso devolver la pared que había iniciado el propio Lionel Messi, la pelota fue en dirección a Nicolás Otamendi que lejos de querer asistir a un compañero, frenó la pelota y Messi en velocidad acomodó su cuerpo y sacó un remate cruzado para abrir el marcador y hacer explotar el estadio. 1 a 0 ganaba Argentina.

Al equipo argentino le faltó conexión y verticalidad en el medio campo. Le bastó una participación del capitán en los primeros 45 minutos para quebrar el partido y empezar a dominar el ritmo de juego con mayor claridad.

Si bien no fue en el entretiempo, Scaloni tardó cuatro minutos del complemento para cambiar el esquema. Sacó a Alejandro “Papu” Gómez y metió a Lisandro Martínez para soltar más por izquierda a Marcos “Huevo” Acuña.

El equipo estaba cómodo y sabía que ante cualquier error o dudas del rival, podía lastimar y eso pasó a los 57 minutos. Rodrigo De Paul presionó la salida de los australianos, que exigieron al arquero que el “1” dudó y terminó perdiendo la pelota ante la marca del ex Racing y el que complementó el quite de balón y aprovechó para definir cruzado y anotar el 2 a 0.

Cuando mejor jugaba Argentina, el recién ingresado Craig Goodwin capturó un rebote fuera del área, sacó un remate fortísimo que se desvió en Enzo Fernández y se terminó metiendo en el arco argentino para el descuento: 2 a 1 a los 76 minutos.

Australia fue en búsqueda del empate y casi lo consigue tras una gran jugada individual de Aziz Behich que dejó tres rivales en el camino y cuando definió para el empate, apareció “Licha” Martínez para mandar la pelota al tiro de esquina.

Después de un “sofocón”, Argentina entendió que debía aguantar el resultado a como de lugar y lo hizo. Inclusive pudo liquidar el pleito en los pies de Lautaro Martínez pero el “Toro” no estuvo fino a la hora de definir.

La última la tuvo Kuol mano a mano con el “Dibu” que apareció en dos tiempos y aseguró el triunfo y la clasificación de los argentinos a los cuartos de final.

Terminó siendo sufrido el partido, pero Argentina dio un paso gigantezco en este mundial. Pasó de llave y ahora se medirá el viernes 9 a Pases Bajos.

Recambio y no turístico

Pasó la primera fase y muchos argentinos que vinieron desde el inicio del mundial, ya emprendieron el regreso a casa con el deber cumplido. Claro, todos nos creemos y somos importantes a la hora de alentar y como dijo el capitán Lionel Messi tras la derrota inicial: “Confíen que este equipo no les dejará tirado” y este grupo de jugadores cumplió clasificando a octavos de final y como primero del grupo C.

Entre las frases armadas dentro del fútbol, una de las que más suena en épocas de la cita máxima es “Ahora comienza otro mundial”. Bueno, y si desde los octavos de final todo es diferente; no hay margen de error y las posibilidades se ganar y perder se acortan por diferentes factores.

Pero, como así cambian las circunstancias de juego, lo que recambia también son los hinchas. En este partido de octavos de final en el estadio Ahmad Bin Ali fue el primer partido en agotarse las entradas varios meses antes. Esas expectativas iniciales hoy se confirman: juega Messi y juega la Scaloneta;

Y muchos de los que hoy estuvieron presente en este escenario fueron en gran número de argentinos recién llegados a Doha. Programaron su estadía en el mundial cerca al seleccionado desde en octavos en adelante. En los alrededores del estadio se vio un colorido tal vez diferente a la primera fase. Hinchas de cada rincón del país mostrando sus trapos, sus ilusiones y amor por la Scaloneta de manera eforica e irrepetible.

No se tratan de vacaciones, los argentinos llegan a Qatar como parte de este equipo de la cual se sienten identificado y demuestran este respaldo como si fuera una “misión o un trabajo”. Hubo recambio de hinchadas pero la pasión es la misma, y el sueño de llegar al 18 de diciembre.

 

SINTESIS

ARGENTINA (0): Emiliano Martínez; Nahuel Molina (Montiel), Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Marcos Acuña (Nicolás Tagliafico); Rodrigo De Paul, Enzo Fernández, Alexis Mac Allister (Palacios); Alejandro Gómez (Lisandro Martinez), Julián Álvarez (Lautaro Martínez) y Lionel Messi. DT: Lionel Scaloni.

AUSTRALIA (0): Mathew Ryan; Milos Degenek (Fran Karacic), Harry Souttar, Kye Rowles, Aziz Behich; Mathew Leckie (Garang Kuol), Jackson Irvine, Aaron Mooy, Keanu Baccus (Ajdin Hrustic); Mitchell Duke (Jamie Maclaren) y Riley McGree (Craig Goodwin). DT: Graham Arnold.

Leave a reply

Más Noticias!