Central es cosa seria

El equipo de Martín Lescano le ganó un partidazo a Brown en Iguazú. Fue 3 a 2 en un partido cambiante donde el "Naranja" lo sentenció a dos minutos del tiempo reglamentario. Sigue siendo puntero de la zona A.
0
1346

“No es soplar y hacer botella” uno de los aforismos doméstico que se utiliza para describir que las cosas no se hacen rápidamente y sin proceso y trabajo. Esto se aplica en lo que esta pasando con el fútbol de Puerto Iguazú, que hace un tiempo venía cualquier equipo y se llevaba una goleada a favor;

Hoy la historia cambió y quedó demostrado en el partido que Central Iguazú le Jorge Gibson Brown por 3 a 2 en el marco de la quinta fecha del Torneo Provincial de la FEMIFU.

El equipo de Puerto Iguazú mostró credenciales de arranque con la tenencia del balón y jugando siempre en campo rival. Pablo Reis fue el que más inquietó y se mostró como el jugador el jugador referente de ataque. Fue el propio Reis que a los 18 minutos aprovechó un error defensivo, encaró al arquero, lo eludió y con una gran definición puso el 1 a 0 poniendo en ventaja de manera justificada a Central.

Pero Brown reaccionó rápido: a los 23, un mal despeje de la defensa local, fue capturado por Santiago Ebenau, quien con un remate no muy fuerte pero si efectivo, puso el 1 a 1.

Central sintió el golpe y dos minutos más tarde otra desatención dejó a Brian Díaz cara a cara con el arquero y Maximiliano Martins derribó al delantero para que el arbitro Juan Franco pite un claro penal. Allí fue Mario Arriola y desde los doce pasos puso casi sin proponerselo, a Brown 2 a 1.

Lejos de caerse y mostrando porque es el puntero de la zona A, Central a los 30 lo empató con un golazo de tiro libre de Ramiro Barua. Con el empate, los del Barrio Malvinas volvieron a predominar las acciones del juego pero ya sin tanta verticalidad.

Así se fue la primera etapa, con resultados cambiantes pero con un solo protagonista que fue Central que buscó jugar siempre y lo consiguió.

El segundo tiempo continuó la misma temática, Central dominando el juego pero con un Brown muy cerrado en defensa, no permitió que el local pueda lastimar.

Con el correr de los minutos los posadeños se fueron sintiendo cómodo con el empate y cada vez se metían más atrás para llevarse el punto. Pero la historia cambió cuando a los 40 minutos se fue expulsado Matías Álvarez tras un codazo sobre Reis.

La visita con uno menos empezó a dejar espacios en tres cuarto de cancha. Y ahí fue cuando aprovechó el “Naranja”. A los 43 gran jugada de Isaac Campos verticalizó el juego con espacios, se la cedió el balón al pibe Marcos Preste, quien se acomodó, sacó un remate, la pelota se desvió en Carlos Zarza y le terminó descolocando al arquero José Gutierrez para poner el 3 a 2 y victoria merecida de Central Iguazú.

Y si, merecida porque los dirigidos por Marín Lescano mostraron personalidad para jugar un partido muy dificil y sobre todo para defender el liderazgo del grupo ante su gente.

Central Iguazú es puntero de la zona A cómodo y se encamina para la clasificación. Pero esto no fue de un día para el otro. Esta institución fue trabajando año tras año para ir construyendo hoy un equipo sólido pero sobre todo con jugadores que entregan todo por el club, dejando un sentido de pertenencia importante.

Leave a reply

Más Noticias!